Proyecto 5. Galletas

Posted on

Bueno, este ha sido un post que me ha gustado muchísimo hacer. En primer lugar, debo admitir que no he hecho muchas de las cosas que quise hacer, así que en otro momento haré las probatinas pertinentes, de hecho, esto ha sido solo el principio , ya estoy pensando en hacer galletitas para Navidad!!!

La compañía fue inmejorable, Judit ya había hecho galletas antes, una amiga suya profesional total le había enseñado hace un año todos los secretos de las galletas decoradas, y ahora lo pusimos en práctica, de manera menos profesional, lo reconozco, pero el resultado fue igualmente muy bonito.

Lo primero que hicimos fue la masa, es la masa típica de las galletas de mantequilla, rollo el shortbread escocés, que a mí personalmente me encanta, así que al menos las galletas, aunque sea sin decorar, las tenéis que hacer sí o sí.

Os dejo la receta:

GALLETAS DE VAINILLA
Ingredientes:
100g de azúcar
200g de mantequilla
1 huevo
350g de harina
1 cucharada de esencia de vainilla

Preparación:
Batir el azúcar con la mantequilla hasta formar una crema. Agregar el huevo y la harina. Perfumar con la esencia y amasar. Dejar descansar la masa envuelta en film por lo menos 2horas en la nevera. Estirar la masa a 0,5cm de espesor.
Colocar un molde sin engrasar, meter en la nevera unos minutos y hornear a 180 grados 13 min las galletas pequeñas y 15 min las grandes.

Yo las dejé un poco crudas, sacadlas cuando ya estén cogiendo color, no blancas como las saqué yo.

Os dejo fotos del proceso de las galletas.

Esta es la bola con la masa de galletas, recordad que tiene que estar en la nevera 2 horitas.

Extender con un rodillo, para dejar un grosor de unos 0,5 cm, Judit las hizo del doble, de un 1cm y también quedaban muy chulas, de hecho a ella la masa le quedó mejor que a mí.

Con los cortadores, cortad las galletas, y colocar sobre papel de horno para poner en la bandeja.

Después de horneadas debería quedaos algo así, a mí en alguna me salieron como burbujas, pero luego con la capa de azúcar no se notaba.

PARA LA GLASA DE AZÚCAR

250 gramos de azúcar glas y 3 cucharadas de clara de huevo pasteurizadas

Batir con la batidora de varillas durante 5-10 minutos.

En el mercadona venden las claras en un botecito en la nevera, y también azúcar glas, nosotras usamos una casera hecha con la termomix, pero debo decir que no es lo mismo, que merece la pena comprarla en el mercadona, que no es muy cara. Luego hay que batirlo todo muy bien preferiblemente con la batidora de varillas, pero a nosotras se nos rompió y lo hicimos con la otra, y más o menos bien.

Luego hicimos las glasas, hay que hacer primero la receta de arriba, que es con lo que se hace la glasa dura, la de dibujar, luego separaremos una parte para dibujar y otra para rellenar (que será la misma pero ablandada con un poquitín de agua, media cucharilla o así, hasta que creáis que caerá bien por el bote, pero no quedará demasiado líquida, si esto pasase siempre se podría añadir más azúcar glas).

Nosotras hicimos un quilo de azúcar, en 4 partes de 250 gramos cada una, y al final de ahí sacamos 6 colores, tantos como botecitos teníamos, jejeje.

La glasa dura cuando se hace se puede guardar en un bol tapándolo del todo para que no se endurezca más, no basta con ponerle film al cuenco, hay que ponerle el film tocando la glasa, así:

Y cuando ya tuvimos toda la glasa hecha, empezamos a teñir, Judit tenía los colorantes en crema de Wilton, ella había comprado una cajita, con ocho colores, y la verdad es que era maravillosa. Yo otras veces de galleteo menos profesional, había usado los colorantes líquidos, que vienen en un paquetito de  tres, y el resultado tampoco era malo. Se echa poquísimo colorante, y se tiñe muy rápido, es mejor ir añadiendo poco a poco si se quieren colores más vivos. Nosotras lo hicimos mojando un palillo en el gel y luego removiendo la glasa con él y con una cuchara.

Cuando teníamos la glasa tintada, separamos una parte en una manga pastelera, como solo teníamos una boquilla, en las otras mangas lo que hicimos fue hacerles un corte pequeñísimo en la punta, y la verdad es que nos sirvieron bastante bien.

Al final teníamos todo preparado, y fue cuando nos pusimos manos a la obra.

Primero había que dibujar los bordes con las mangas pasteleras, para luego con los botes poder rellenar.

Y luego al rellenarlas y decorarlas quedaron así.

Y os dejo también una fotito de las dos reposteras galleteras, la verdad es que lo pasamos genial.

Y las galletitas ya estaban listas para ser regaladas, habéis sido afortunados. Todavía tengo algunas, solo tenéis que venir de visitilla y tendréis una.

¿Os gustan?

Ana

 

 

 


Semana 5. Inspiración galletas.

Posted on

Esta semana por fin el primer post de comida. La comida en general me parece una cosa muy creativa, pero es que además, esta vez vamos a hacer comida a parte de rica, muy muy bonita. Vamos a decorar galletas. En este post cuento con una invitada especial, Judith.

Debo decir que yo soy peor que el monstruo de la galletas, me encantan, no comería otra cosa, yo soy de gusto sencillo, porque aunque me gustan todas todas, mis favoritas son las “Marbú dorada”, mojadas en leche y partidas, al final hacen una especie de puré divino. De pequeña lo desayunaba un montón de días, ahora la verdad no, porque me pondría como una foca, aunque cuando voy a Cuenca, como vuelvo a casa de los papis y tal, me sigo dando el capricho. Otra de mis galletas favoritas son las “Príncipe”, siempre las como partidas por la mitad y mojadas en un té, del rico (el inglés, té negro con un poco de leche del tiempo, jeje).

Estos días he hecho un poco de búsqueda sobre galletitas monas que me pareciese posible hacer y os voy a mostrar algunas de ellas, a ver qué os parecen.

Como a Judith le encanta la Hello Kitty, he encontrado como decorarla muy fácilmente, lo único que se necesita el molde, a ver si lo encuentro esta tarde (tengo la suerte de tener una de las tiendas de referencia del mundo de la repostería de barcelona, “El món de la llar” a tan solo dos minutos de casa, en el barrio del clot en Barcelona. Además hacen talleres de galletas, cupcakes y tartas con fondant por si a alguien le interesan.

Son de I ♥ baking y vienen con el tutorial. En realidad tienen poco secreto, lo único que primero se hace el perfil del lacito y se rellena, luego el perfil blanco de la gatita y se rellena, y por último decorar con negro bigotes, lacito y nariz rosita. Si miráis las imágenes lo veréis muy claro y sencillo, aunque ya os contaré como nos salen si encuentro el molde.

En fin, ahora vamos por partes, este primer enlace que os voy a poner, es de El rincón de Bea, y es uno de los más ilustrativos e introductorios, explica de manera sencilla los pasos, los materiales, los ingredientes… para todos aquellos interesados en probar a hacer galletas decoradas, primero mirar este post, y os parecerá todo mucho más fácil.

Otras galletas preciosas y muy sencillas son las de Sweetopia, unos elefantitos preciosos y muy fáciles de hacer, tenéis en el enlace las instrucciones, aunque os dejo ya una foto muy ilustrativa.

 

Ahora yo voy a enseñaros otras posibilidades, otros efectos… porque hay que ir probando cositas nuevas, no?

Primero os voy a poner un enlace con quizás la galletitas que más me han gustado nunca, son de inspiración París, de Sweetopia, y está muy bien que veáis el video de cómo se hacen, está en inglés, pero da igual, porque es tan maravilloso ver como usa la manga pastelera… En principio el video es un pretexto sobre como secar galletas, pero con ese dominio de la manga, lo de secar pasa a un segundo plano, aunque se ven trucos muy interesantes como “zarandear” las galletas para que el relleno llegue a todo, o proyectar las imágenes para “calcar”. En fin, que da envidia sana ver el arte que tienen algunas personas. Os dejo la imagen de algunas para que entendáis de lo que hablo.

Una de las posibilidades que me ha gustado porque a priori parece sencilla, solo se necesita un molde redondo y no lleva tanto azúcar (y así se nota más lo buenísima que está la galleta) y porque son de Bakerella, que es una de las reinas de las galletas y los cake pops, que son los que parecen chupachups de bizcocho como prensado, que son preciosos y están buenísimos (quien sabe si haré un post más adelante). En la web de Bakerella se debe pasar un ratito, viendo fotos, recetas, está en inglés, pero da igual, sigue siendo muy inspiradora.

Un efecto sencillo y que me gustaría mostraos es este, y tampoco necesitáis moldes super chulos. Solo necesitáis un palillo. Para las primeras que son de Bake at 350, solo necesitáis rellenar la galleta de blanco y encima poner una diana, el punto en el medio y círculos alrededor, para luego arrastrar un palillito desde el punto del centro hacia fuera, la web está en inglés, pero las imágenes son más que suficiente.

Y luego otras similares, y con técnica muy sencilla son estas de Mandy Mortimer, aquí aplica puntitos de colores en el marco de la galleta y luego con un palillo arrastra los colores dando un efecto muy bonito.

Otra posibilidad es la de We choose organic, misma técnica, vienen ejemplos y fotos que ayudan.

Ahora os presento otras de Bakerella, estas son ya más profesionales, se necesita una impresora de esas con tinta comestible (bueno algunas impresoras de las normales son compatibles con los cartuchos alimenticios), tinta alimenticia y papel de oblea. En algunas pastelerías te imprimen en oblea lo que tu quieras, pero no sale barato, la verdad, nosotros en frente de casa tenemos una pastelería de toda la vida, La Palma, en la que te cobran unos 6 o 7 euros por imprimirte uno de los diseños que ellos ya tienen, que son infantiles sobre todo para tarta redonda o rectangular, y por unos 18 euros te imprimen lo que tú quieras, hay que llevarlo en un pendrive, creo. Si uno cree que va a usarla mucho, seguramente lo mejor es hacerlo en casa, para una vez en la vida, pues no. Para aplicar estas hojas, solo hay que poner el frosting por detrás de la hoja y usar como pegamento.

Otra posibilidad es hacer galletas multicolor, en vez de tener que decorar con azúcar, se puede teñir directamente la masa de la galleta, os dejo un ejemplo muy original y muy de otoño de Country Living. No viene con mucha explicación, pero parece sencillo, solo hay que dividir la masa, teñir cada trozo de un color y luego hacer bolitas por ejemplo y ponerlas juntas, entonces con el rodillo y voilà.

Ahora os enseño unas muy elegantes de Sweetambs, pero esta misma técnica os puede valer para hacer cualquier dibujo que queráis, la silueta de un gato, de lo que sea, y lo bueno es que se pueden hacer muchas siluetas para tener guardadas y luego ir utilizando cuando se hagan galletas.

Os dejo también una página, The berry, donde encontraréis muchísimos ejemplos de galletas bonitas, hay aquí 38 ejemplos, a cual más bonito. No sabía cual escoger para poner aquí, al final pongo uno bien sencillo.

Y ahora os voy a dejar unas galletas dedicadas a todas las que les gusta coser, el ganchillo… como a mí.

Las primeras son sencillas, es para hacer galletas con estamapado de cuadros de Vichy, que a mí me encantan, tengo el mantel, la funda nórdica… Y son fáciles, fáciles, lo único es que se necesita como un spray con colorante, ahora cuando baje a tienda investigo cuánto vale y si lo tienen, si tal ya os comentaré en el próximo post. Pues con el spray y simplemente una cartulina a la que se le recortan unas tiras lo podéis hacer, como nos enseñan en Glorious treats.

Y también para los amantes de la lana, unas galletas con granny squares, que es el nombre en inglés que reciben los populares cuadritos de las mantas de ganchillo de toda la vida, las de nuestras abuelas, y que a mí me gustan tanto (pero como no he heredado me estoy haciendo una, será un futuro post???). Son de EAT y vienen con todas las instrucciones, son fáciles también, o eso parece, lo mismo pruebo y me queda un churro total.

Y por último porque da mucha rabia buscar un cortador y no encontrarlo o que sea muy caro, he encontrado un tutorial que nos explica como hacer cortadores con latas de refrescos, os dejo el enlace, es de DIY Home Sweet Home, y parece fácil.

Bueno, ya os contaré en breve y os enseñaré como me quedan. Buf, esto de primero poner las super bonitas me pone el listón muy alto, a lo mejor debería primero hacer mis cosas y luego poner otros ejemplos, no? No sé.

Hasta prontito!!!


Proyecto 2. Mis delantales

Posted on

Como ya dije en el post de inspiración de delantales, esta semana era muy especial porque iba a hacer un delantal para el ochenta cumpleaños de Bibi, la abuela de Alberto, y para mi sobrinito guapo, a quien también le hice un gorrito de cocinero super cuco.

Los resultados finales son estos:

La abuela más elegante del mundo mundial, no?

El sobrinito más guapo del mundo y con sus orejas por fuera, qué lindo!

Os dejo el paso a paso del delantal de Bibi, un delantal es un buen primer proyecto, a ver si os animáis, ya que no es muy difícil y es un patrón plano, lo difícil es que siente mal, no?

Lo primero se dobla la tela en dos y se recorta la forma de arriba y en mi caso también de abajo, ya que lo quería redondeado. Lo de doblar es para que quede simétrico total, yo soy muy descuidada, pero maniática, jejeje.

 

Luego hay que ir colocando el bies todo alrededor, es bastante fácil, se pone del revés por la cara buena y luego se dobla (siempre hacerlo antes con alfileres a ver si cuadra al dar la vuelta, eh)

Al poner así los alfileres así, se puede coser luego a máquina sin que molesten, aunque yo estoy tan acostumbrada a ir cosiendo y quitando, que tampoco me molesta, y cuando hay curvas los pongo como siempre, jejeje.

Cuando se llega a una esquina lo que se hace es que se deja más tela, como si pudiese hacer un pico, como en esta foto.

Así alrededor de todo el delantal.

Y cuando se cose a máquina todo alrededor (yo lo hago a ras de donde se dobla el bies cuando luego lo coso a mano, pero si se va a coser luego a máquina es mejor hacerlo un poco más dentro para que luego no se vea la costura por detrás), se quitan los alfileres y se le da la vuelta, con alfileres otra vez, claro.

Y en la esquina se dobla primero como normal y luego el sobrante y quedan perfectas, como en estas tres fotos.

Cuando cosí todo el bies del delantal corte un rectángulo de tela marrón de florecitas e hice un bolsillo central con un adornillo de picunela beige (no sé porqué no hice fotos, esta semana ha sido un desastre, me prometo esforzarme más con las fotos en los próximos post) y con la misma tela hice las tiras de atar y del cuello. El resultado fue muy satisfactorio y luego para la presentación de un delantal, qué mejor que un bote de cocina decorado con la tela del delantal. (Debo decir que además le puse una etiqueta redonda muy bonita en la tapa, pero tampoco he hecho foto, en fin, en fin…)

 

Por otro lado, para el delantal de mi sobri, todavía más sencillo, hice un rectángulo, puse bies verde y le cosí un rectángulo de una tela de dinosaurios super divertida, y con bies verde doblado y cosido le hice la tira de atar.

Más interesante será para muchos como hice el gorrito, pues también muy fácil. Son solo dos piezas (es que no sé porqué no hice fotos de todo, en fin), una tira doble blanca, antes de coserla doble le pegué con fiselina (entretela que pega por las dos caras, como la de patchwork) las letras y las cosí cada una diferente para reforzarlas. La fiselina viene con las pegatinas, por una cara en cuanto lo planchas con la tela encima se pega, y por la otra cara le quitas luego el papel (como a una pegatina normal pero ahora hecha de tela) y ya con el calor de la plancha  la pegas donde quieras. Más adelante hago un post más claro sobre aplicaciones sobre tela, prometido.

Luego después de pegar y coser las letras en la tira ancha que hace la base del gorro, cosí por la parte de abajo con la máquina la tira de abajo.

Corté una segunda pieza, que fue una redonda, pero con un mordisco en un lado para que luego le pudiese hacer cierre al gorro con un velcro y le sirva durante más tiempo, claro.

Y fui colocando esta redonda haciendo pliegues en la apertura que había dejado, en toda el lado de arriba de la tira ancha, espero que se perciba en las fotos.

Después de haberlo colocado todo, solo me quedaba coser la tira por arriba, tan fácil como la de abajo, no afecta nada que tenga la otra tela con los pliegues y los laterales.

Y entonces le añadí en las dos aperturas el velcro.

El resultado fue un delantal y un gorrito la mar de graciosos,

Y un sobrinito super contento jugando con su cocinita,

Espero que os haya gustado, aaah, y la semana que viene sorteo, para participar solo tendréis que dejar un comentario, ya os lo explicaré en el próximo post. ¿Nerviosos por ver el premio? Pensad que como es el primero seréis poquitos para concursar, así que más posibilidades tendréis, no?

Nervios!!!!