Semana 3: SORTEO!!! Halloween o “la Castanyada”

Posted on

Por fin ha llegado el momento que algunos esperábais, el primer sorteo. Para participar solo tendréis que dejar un comentario en este post diciendo si vosotros sois más de Halloween o de las fiestas locales relacionadas con el otoño, aquí en Cataluña se hace “La castanyada”, que a mí me encanta, porque me gustan mucho las castañas y los boniatos, y Alberto me decía que en Salamanca hacen una fiesta muy parecida y que la llaman “Magosto”.

Aunque yo debo decir que soy una de las conquistadas por Halloween porque me parece una fiesta súper divertida, que anima mucho a la creatividad, con tradiciones bonitas como vaciar la calabaza…

Como todavía no sé qué fiesta os gusta más, he decidido sortear una cosa neutra, unas calabazas, que son uno de los frutos de otoño por excelencia y una de las imágenes más famosas de Halloween. El ganador del sorteo se llevará estas calabazas.

Así que os invito a que participéis, solo tenéis que explicar si se celebra en vuestra zona la llegada del otoño de alguna manera, y que preferís, si Halloween o las fiestas tradicionales. El plazo para concursar será hasta el miércoles a las 12 de la noche, y el jueves 1 publicaré en el blog el ganador y me pondré en contacto. El ganador lo decide un programa que selecciona el número de comentario aleatoriamente, ya os lo enseñaré, para que veáis que no hay trampa.

Os dejo también el tutorial de las calabazas, por si no tenéis suerte, pero ahora que las habéis visto las necesitáis y no podéis vivir sin ellas, jeje.

Primero se cortan unos rectángulos, los míos eran de 66×33, 40×20 y 32×16. Básicamente un lado duplica en tamaño al otro, jeje, fácil, no?

Luego se doblan y se cosen (yo lo he hecho a máquina, pero no hace falta, se puede hacer a mano perfectamente).

Luego uno de los dos lados se cose a mano, en plan cutre y luego se tira del hilo para fruncir.

Luego se remata bien esta costura, yo lo he hecho así.

Entonces se da la vuelta al saquito.

Y se rellena, yo le he echado un poco de arroz abajo, para darle algo de peso y que luego se sostengan de pie sin problemas, pero se puede prescindir del arroz. Y luego lo he llenado de lo de los cojines hasta arriba.

Y entonces las he cosido por arriba, tirando del hilo al final para fruncir, como había hecho en la parte de abajo.

Y el resultado después de haberlas cosido era éste.

Ahora quedaba conseguir que estas pelotillas fruncidas pareciesen calabazas. Entonces lo que he hecho ha sido pasar un hilo largo (bueno, han sido varios) por el centro de arriba a abajo para dejar líneas a los lados, como partirla en gajos, no sé si se entiende, con la foto lo entenderéis mejor.

Y ahora ya solo me quedaba ponerle un rabito y una hoja, eso lo he hecho con fieltro, de una manera muy sencilla y lo he cosido arriba, os dejo las dos fotos.

Y os vuelvo a dejar la foto del resultado final para que os animéis a participar en el sorteo, os recuerdo que solo tenéis que dejar un comentario aquí abajo, en este post, diciendo si preferís las fiestas del otoño o Halloween.

Mucha suerte a todos!!!!!

Hasta el jueves,

Ana

 

 

 


Proyecto 2. Mis delantales

Posted on

Como ya dije en el post de inspiración de delantales, esta semana era muy especial porque iba a hacer un delantal para el ochenta cumpleaños de Bibi, la abuela de Alberto, y para mi sobrinito guapo, a quien también le hice un gorrito de cocinero super cuco.

Los resultados finales son estos:

La abuela más elegante del mundo mundial, no?

El sobrinito más guapo del mundo y con sus orejas por fuera, qué lindo!

Os dejo el paso a paso del delantal de Bibi, un delantal es un buen primer proyecto, a ver si os animáis, ya que no es muy difícil y es un patrón plano, lo difícil es que siente mal, no?

Lo primero se dobla la tela en dos y se recorta la forma de arriba y en mi caso también de abajo, ya que lo quería redondeado. Lo de doblar es para que quede simétrico total, yo soy muy descuidada, pero maniática, jejeje.

 

Luego hay que ir colocando el bies todo alrededor, es bastante fácil, se pone del revés por la cara buena y luego se dobla (siempre hacerlo antes con alfileres a ver si cuadra al dar la vuelta, eh)

Al poner así los alfileres así, se puede coser luego a máquina sin que molesten, aunque yo estoy tan acostumbrada a ir cosiendo y quitando, que tampoco me molesta, y cuando hay curvas los pongo como siempre, jejeje.

Cuando se llega a una esquina lo que se hace es que se deja más tela, como si pudiese hacer un pico, como en esta foto.

Así alrededor de todo el delantal.

Y cuando se cose a máquina todo alrededor (yo lo hago a ras de donde se dobla el bies cuando luego lo coso a mano, pero si se va a coser luego a máquina es mejor hacerlo un poco más dentro para que luego no se vea la costura por detrás), se quitan los alfileres y se le da la vuelta, con alfileres otra vez, claro.

Y en la esquina se dobla primero como normal y luego el sobrante y quedan perfectas, como en estas tres fotos.

Cuando cosí todo el bies del delantal corte un rectángulo de tela marrón de florecitas e hice un bolsillo central con un adornillo de picunela beige (no sé porqué no hice fotos, esta semana ha sido un desastre, me prometo esforzarme más con las fotos en los próximos post) y con la misma tela hice las tiras de atar y del cuello. El resultado fue muy satisfactorio y luego para la presentación de un delantal, qué mejor que un bote de cocina decorado con la tela del delantal. (Debo decir que además le puse una etiqueta redonda muy bonita en la tapa, pero tampoco he hecho foto, en fin, en fin…)

 

Por otro lado, para el delantal de mi sobri, todavía más sencillo, hice un rectángulo, puse bies verde y le cosí un rectángulo de una tela de dinosaurios super divertida, y con bies verde doblado y cosido le hice la tira de atar.

Más interesante será para muchos como hice el gorrito, pues también muy fácil. Son solo dos piezas (es que no sé porqué no hice fotos de todo, en fin), una tira doble blanca, antes de coserla doble le pegué con fiselina (entretela que pega por las dos caras, como la de patchwork) las letras y las cosí cada una diferente para reforzarlas. La fiselina viene con las pegatinas, por una cara en cuanto lo planchas con la tela encima se pega, y por la otra cara le quitas luego el papel (como a una pegatina normal pero ahora hecha de tela) y ya con el calor de la plancha  la pegas donde quieras. Más adelante hago un post más claro sobre aplicaciones sobre tela, prometido.

Luego después de pegar y coser las letras en la tira ancha que hace la base del gorro, cosí por la parte de abajo con la máquina la tira de abajo.

Corté una segunda pieza, que fue una redonda, pero con un mordisco en un lado para que luego le pudiese hacer cierre al gorro con un velcro y le sirva durante más tiempo, claro.

Y fui colocando esta redonda haciendo pliegues en la apertura que había dejado, en toda el lado de arriba de la tira ancha, espero que se perciba en las fotos.

Después de haberlo colocado todo, solo me quedaba coser la tira por arriba, tan fácil como la de abajo, no afecta nada que tenga la otra tela con los pliegues y los laterales.

Y entonces le añadí en las dos aperturas el velcro.

El resultado fue un delantal y un gorrito la mar de graciosos,

Y un sobrinito super contento jugando con su cocinita,

Espero que os haya gustado, aaah, y la semana que viene sorteo, para participar solo tendréis que dejar un comentario, ya os lo explicaré en el próximo post. ¿Nerviosos por ver el premio? Pensad que como es el primero seréis poquitos para concursar, así que más posibilidades tendréis, no?

Nervios!!!!

 

 

 


Semana 2: Inspiración delantales

Posted on

Hola,

Ya he decidido el proyecto de esta semana. Fue el viernes el cumpleaños de mi sobrino y le regaló mi madre una cocinita, yo le compré la comidita de trapo del ikea, y pensé hacerle un delantal y un gorro de chef. Como estuve preparando muchas cosas para fiesta: la tarta, magdalenas, un photocall, etiquetas para chuches, pegatinas para platos, cartelitos para comida… pues no me dio tiempo. Así que se lo hago a posteriori, que además lo agradecerá más, porque ese día estaba saturado de regalos.

Además tenemos un cumple muy especial, los 80 años de la abuela de Alberto, y tras mucho pensar que le podíamos regalar, al final encontramos una cosa genial (no desvelo, aunque creo que no nos lee), pero yo quería hacerle algo igualmente, así que aprovecho y le hago un delantalillo también (ayer compré las telas y yo creo que le va a encantar).

He mirado muchos delantales en internet, aunque mi mayor inspiración es mi abuela. Mi abuela habrá hecho mil delantales en su vida, es su gran especialidad, y todos preciosos, mezclaba retales, bies y le quedaban unos collages preciosos, aprovechaba las camisas de cuadritos de mi padre y le quedaban originales y muy bonitos. Mis favoritos siempre fueron los de cuadros de vichy, como por ejemplo el de esta foto, que lo hizo con vichy rojo y retales de unas cortinas rollo patchwork que estaba haciendo mi madre.

Luego en internet he encontrado algunos otros que me han llamado la atención.

 

Este es de The Purl bee y es un delantal unisex (nunca hubiera pensado que había para hombres y mujeres) ajustable, que es lo que me ha llamado la atención. Si os fijáis la tira de atar es la misma del cuello, no sé si será el modelo más cómodo, pero me parece original e inteligente, la verdad.

Este es de Sew4home y viene con un tutorial completísimo. La verdad que es precioso, sobre todo la combinación de telas es inmejorable.

Este es un delantal infantil de Lolovie también con tutorial.

Este de Living with punks para niños también tiene tutorial y patrones, y viene con complementos para el horno, super cuco, eh.

Este es de Antrophology, una tienda donde tienen una selección de delantales que ya me gustaría a mí tener como vestidos, este es solo un ejemplo, recomiendo seguir el enlace para ver los otro, hay más de 30, todos super vintage y estilosos, por unos 30 euros, eso sí.

Este lo he encontrado en Mama’s Pocketbook, venden el patron por 13 dólares y me gusta mucho porque es reversible y debo decir que también me lo podría como vestidito.

Esta es la línea Gina, de Baking Cakes, una web argentina dedicada en exclusiva al maravilloso mundo del delantal, venden muchísimos modelos diferentes y os puede resultar muy inspirador.

Este personalmente me encanta, es simple y es un delantal, que lo de los delantales vestidos ya se me hacía raro, no estoy acostumbrada, jejeje. Lo podéis encontrar en Heal’s por dieciocho libras, muy fácil de imitar si encontráis alguna telita que os guste.

Y por último os dejo una fotito que me ha hecho gracia, aunque no tiene nada que ver con la manera de reciclar las camisas de mi padre de mi abuela, y a mí personalmente el resultado tampoco me mata, me ha hecho gracia y me ha parecido muy “Ecofriendly” como a mí me gusta.

Espero que os haya gustado y me mandéis alguna fotito de algún delantal hecho por vosotros o que sea handmade y muy inspirador para inaugurar el apartado “Vuestras creaciones”, venga, manos a la obra.

 


Proyecto 1. Mi funda de ordenador

Posted on

Bueno, después de rastrear por internet fundas de ordenador varias, que os puse en el post de inspiración, resulta que encontré la inspiración en casa.

Cuando llegó el catálogo del IKEA nuevo vi un magnífico carrito azul turquesa o aqua, el Raskog, y decidí que tenía que ser mío, tenía todas las telas tiradas y la máquina encima de un armario. Este carrito iba a ser mi carrito de la costura.

En internet siempre ves “Craftrooms”, habitaciones para las manualidades, divinas, pero en un mini piso de Barcelona, yo no tenía el lugar. Empecé hace meses (cuando la furia del ganchillo) a acumular lanas y compré un cesto para no tenerlas tiradas por ahí. Pero cuando ya me empecé a animar con la costura, no tenía donde dejar las cosas. El Raskog iba a ser mi salvación. Lo conseguí, lo monté y puse mis cositas, su lugar sería en el comedor al lado del cesto de las lanas y del flexo en el sofa que me ayuda a hacer mis labores ganchetiles. Puse mi máquina, mis telas y mi cajitas de la costura. Genial, pero mi máquina del Lild es casi perfecta, funciona muy bien, es todoterreno, pero no es bonita, así que le tenía que hacer una funda chuli a juego con el carro, porque iba a estar en el comedor. Así que compré una tela (también del Ikea, esto ya parece publicidad) y me puse manos a la obra. El resultado fue este:

 

(Perdón por el desorden)

Y mirando mi funda, de la que yo estaba tan orgullosa, con su bordadito cuco, pues pensé hacer la funda del ordenador con la misma tela y un bordado apropiado, yo delante del ordenador, “Blogging” total, era perfecto.

Os enseño el paso a paso, por si alguien se anima:

– Cortar telas, cada uno según las medidas de su ordenador, tener en cuenta el grosor del ordenador también y dejar 2 o 3 centímetros más por el grosor del relleno. Yo la quería estrecha, porque me da la sensación de más protección, pero siempre se puede meter más, sacar es más complicado.

– Luego con las telas de fuera, el forro, y la guata (el relleno) colocar la cremallera, yo pongo los alfileres y les doy vueltas a las telas a ver si quedarían bien, porque luego descoser es un rollo, tiene que casar el forro con el forro, la guata quedar escondida entre las dos y las dos telas de fuera por fuera y del derecho, ah, y la cremallera mirando hacia arriba, que es otro de los problemas.

 

 

Y voilà

Entonces hay que abrir la funda y coser los laterales, forro con forro y lo de fuera con lo de fuera, incluyendo la guata, claro.

Siempre dejando un trocito abajo, para poder darle la vuelta, y con la cremallera abierta.

 

Por otro lado, estaba haciendo el diseño del bordado para fuera, algo muy “Blogging”, al final, como lo quería llevar al concurso del IKEA, lo hice un poco corriendo y simplifiqué, luego le añadiré las cosas que faltan más adelante al bordado.

Normalmente esto se hace y se cose al principio, pero en fin, yo iba deprisa y pensé que así lo podía coser en el coche, y ni tal mal, la verdad.

Hice el dibujo, lo calqué (con el super rotulador que se borra con agua, parece magia), elegí los colores, lo bordé, le metí para dentro los bordes y con punto de festón lo cosí.

 

 

Espero que os haya gustado. En breve más.

Ah, os dejo una fotito en el fotocall del ikea, no gané el concurso, por cierto.

Ana


Semana 1: Inspiración Fundas de ordenador

Posted on

En la red he encontrado muchos ejemplos chulos y muy variados, aquí os dejo algunos, a ver qué os parecen.

Podría ser de ganchillo, de tela rígida, neopreno…

En ganchillo de Yoonie-at-home

Este viene con tutorial y es de Crap I’ve made

Y este es de Sew, mama, sew! y también viene con un pdf con todo lujo de detalles

Y como este vende Bertie’s closet en su tienda de Etsy

Este tipo podría ser muy útil, de Brokesy

Este lo vende Garrendenny Lane y es de En Gry & Sif

O este de Thomas Paul

Este último me parece muy difícil de copiar, pero también muy divertido, así seguro que nadie te querrá robar el portátil, el problema es que alguien lo coja por confusión, aunque ponga “La Vanguarda”, jejeje. Se puede comprar aquí. 

Espero que os hayan gustado e inspirado y a ver qué me sale a mí. ¡¡Nervioooos!!!


¡Hola a todos!

Posted on

Por fin empiezo este blog, llevo como un mes dando vueltas, solucionando problemas técnicos varios y buscando un minuto para ponerme a hacer el primer proyecto.

Tenía claro que si ahora me iba a pasar a las nuevas tecnologías y teniendo en cuenta que al empezar el curso compré un nuevo ordenador, la primera semana voy a hacer una funda para el portátil.

Como en todos los posts, lo primero que haré será anunciar lo que voy a hacer, por ejemplo “funda ordenador” y a partir de ahí buscaré por la web ejemplos inspiradores, que recogeré y publicaré, y pocos días después aparecerá mi pequeña aportación con su tutorial.

Cada mes habrá algún sorteo, uno o dos, depende, así que os animo a que sigáis entrando y concursando para ganar alguna de las cosas que vaya haciendo.

Y también os animo a que si habéis hecho o hacéis alguna cosa de las que yo me proponga, me enviéis una foto y os pondré en el apartado de “Vuestro turno”, me encantará ver todas las cosillas que hacéis por ahí, para inspirarnos los unos a los otros.